El alcohol modifica la actividad cerebral sincronizada asociada a la ansiedad

El alcohol altera la actividad cerebral sincronizada en la amígdala de modelos experimentales, pero de forma diferente en los ratones machos y hembras, según una nueva investigación publicada en la revista ‘eNeuro‘.

El abuso del alcohol suele ir acompañado de ansiedad y depresión, y una región del cerebro llamada amígdala está implicada en ambas. Los cambios en la actividad cerebral sincronizada, llamados oscilaciones, entre zonas como la amígdala y el córtex prefrontal pueden influir en los comportamientos de ansiedad y miedo en humanos. Sin embargo, se desconoce cómo el alcohol puede influir en la red de la amígdala para modificar el comportamiento.

0