Los investigadores explican varios mecanismos para explicar el mayor riesgo a enfermedades alérgicas en los niños

Un estudio de población realizado en la revista ‘Occupational & Environmental Medicine’ afirma que el uso de desinfectantes por parte de mujeres embarazadas puede llegar a ser un factor de riesgo para el asma y el eczema en sus hijos. Este tipo de productos se suelen usar habitualmente en los hospitales y otras instalaciones médicas, y la pandemia de coronavirus ha provocado un aumento de su uso en los entornos médicos y también de forma más generalizada, incluso por parte de la población general.

La exposición a los desinfectantes en el lugar de trabajo se ha relacionado con el asma y la dermatitis en los trabajadores expuestos anteriormente, pero pocos estudios han llegado a analizar el impacto del uso de desinfectantes durante el embarazo y el posterior desarrollo de enfermedades alérgicas en los niños.

0