El estudio afirma que muchos pacientes empeoraron tras los tratamientos, sospechando la existencia de alergia cutánea

Un estudio de cohortes retrospectivo ha revelado que el uso de cosméticos faciales, como geles y desmaquillantes, cremas hidratantes con fragancias y conservantes, así como fármacos tópicos, está ligado con una elevada incidencia de dermatitis alérgica por contacto en pacientes con rosácea. Debido a ello, los investigadores del estudio recomiendan la realización de pruebas epicutáneas en aquellos que presentan empeoramiento de sus lesiones tras aplicarse este tipo de productos.

0