La terapia de privación de andrógenos en hombres con cáncer de próstata no afecta al riesgo de infección por el SARS-CoV-2Propósito.

TMPRSS2 es un correceptor del huésped para la entrada en la célula del SARS-CoV-2. Un informe anterior sugirió que el uso de la terapia de privación de andrógenos, que regula a la baja el TMPRSS2, puede proteger a los hombres con cáncer de próstata de la infección.

La cohorte del estudio consistió en 1.779 hombres con cáncer de próstata de una población total analizada de 74.787, de los cuales 4.885 (6,5%) fueron positivos al SARS-CoV-2. De los que tenían cáncer de próstata, 102 (5,7%) eran positivos al SARS-CoV-2 y 304 (17,1%) estaban en tratamiento de privación de andrógenos.

Entre los que recibían terapia de privación de andrógenos, el 5,6% eran positivos en comparación con el 5,8% que no recibían terapia de privación de andrógenos. Los hombres que recibían terapia de privación de andrógenos eran ligeramente mayores (75,5 frente a 73,8 años, p=0,009), más propensos a haber fumado (68,1% frente a 59,3%, p=0,005) y más propensos a declarar que tomaban esteroides (43,8% frente a 23,3%, p <0,001).

Otros factores que se sabe que aumentan el riesgo de infección y la gravedad de la enfermedad estaban igualmente distribuidos (asma, diabetes mellitus, hipertensión, enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardiaca y enfermedad inmunosupresora).

El análisis multivariable no indicó una diferencia en el riesgo de infección para aquellos con cáncer de próstata en tratamiento de privación de andrógenos (OR 0,93, IC del 95%: 0,54-1,61, p=0,8).

0