Varios estudios han observado que los pacientes hospitalizados con COVID-19 experimentaron erupciones cutáneas inusuales, como urticaria («erupción de ortiga»), erupción de tipo varicela y protuberancias rojizas y violáceas en los dedos de las manos o de los pies.

Utilizando los datos de unos 336.000 usuarios del Reino Unido de la aplicación COVID Symptom Study, observamos que el 8,8% de las personas que informaron de un resultado positivo en la prueba de hisopo del SARS-CoV-2 habían experimentado una erupción cutánea, en comparación con el 5,4% de los que obtuvieron un resultado negativo.

A continuación, analizamos los datos recogidos mediante una encuesta online independiente en casi 12.000 personas con erupciones cutáneas y una infección sospechosa o confirmada por el SARS-CoV-2. Observamos que el 17% de los encuestados que dieron positivo informaron de una erupción cutánea como primer síntoma de la enfermedad, mientras que para el 21% de ellos éste fue su único síntoma.

Teniendo en cuenta estas observaciones, aconsejamos que se tengan en cuenta las erupciones cutáneas a la hora de diagnosticar la infección por COVID-19.

Para aumentar la concienciación sobre estos síntomas, hemos creado, en colaboración con la Asociación Británica de Dermatólogos, un catálogo en línea de imágenes de las manifestaciones cutáneas más comunes de la COVID-19.

0