El estrés, la ansiedad y la depresión durante el embarazo pueden dificultar el desarrollo cognitivo del bebé

La ansiedad, la depresión y el estrés elevados de las mujeres durante el embarazo alteraron características clave del cerebro del feto, lo que posteriormente redujo el desarrollo cognitivo de sus hijos a los 18 meses, según un nuevo estudio del Hospital Nacional Infantil, de Wasahington (Estados Unidos), publicado en la revista ‘JAMA Network Open’. Estos cambios también aumentaron las conductas de interiorización y desregulación.

Los investigadores siguieron a una cohorte de 97 mujeres embarazadas y sus bebés. Los resultados sugieren, además, que el malestar psicológico persistente tras el nacimiento del bebé puede influir en la interacción entre padres e hijos y en la autorregulación del bebé.

Según destaca, este es el primer estudio que arroja luz sobre un importante vínculo entre la alteración del desarrollo cerebral fetal en el útero y las consecuencias del desarrollo cognitivo a largo plazo para los fetos expuestos a altos niveles de estrés tóxico durante el embarazo.

0