Mejorar el acceso de las mujeres a la atención sanitaria puede ayudar a atajar problemas concretos, como los relacionados con la menstruación

El sangrado menstrual abundante o menorragia afecta a un 27,2 por ciento de las mujeres europeas. Así lo concluye el artículo ‘Actualización sobre el sangrado menstrual abundante’ publicado en la revista oficial Progresos de Obstetricia y Ginecología de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Asimismo, el estudio aporta más datos, como que, de ellas, solo un 54 por ciento acude al ginecólogo por este problema de salud. Al trasladar esta situación a España, los datos son más deficientes. No obstante, reflejan que menos de la mitad de las mujeres que padece sangrado menstrual abundante acude a la consulta médica. De hecho, se normaliza este problema como una fase más de la evolución de su vida reproductiva, cuando en realidad tiene soluciones.

0