Después de ser anestesiado y sometido a una cirugía mayor, hasta uno de cada cinco pacientes presenta niveles elevados de la proteína troponina en sangre. Esto puede ser un signo de daño cardíaco. Investigadores de la Universidad de Linköping en Suecia han analizado datos antes y después de las operaciones de 1300 pacientes.

El estudio se centró en la fuga de la proteína troponina a la sangre. Este es un biomarcador que se encuentra en muestras de sangre de pacientes con daño del músculo cardíaco.

Este tipo de daño, a su vez, está asociado con enfermedades cardiovasculares o ataques cardíacos: eventos cardiovasculares y cerebrovasculares adversos mayores (MACCE).

El aumento de troponina también es común en pacientes que se han sometido a una cirugía mayor, algo que ya ha demostrado un estudio internacional VISION con 22.000 pacientes.

0