Condicionamiento prequirúrgico. El entrenamiento de intervalos de alta intensidad mejora el estado físico en menos de 31 días antes de una cirugía por cáncer urológico.

El HIIT puede mejorar la FRC y la salud cardiovascular, lo que representa mejoras preoperatorias clínicamente significativas y alcanzables. Se requieren ensayos aleatorios más amplios para investigar la eficacia del HIIT de prehabilitación en diferentes tipos de cáncer, complicaciones postoperatorias, impacto socioeconómico y supervivencia a largo plazo.

Este estudio buscaba evaluar la eficacia del entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) para mejorar la aptitud cardiorrespiratoria (CRF) en pacientes que esperan la resección por una neoplasia urológica en un plazo de cuatro semanas.

Se reclutaron 40 pacientes (edad media de 72 años, hombres (39): mujeres (1)) y 34 completaron el protocolo.

El análisis por intención de tratar mostró mejoras significativas en el umbral anaeróbico (VO2AT; diferencia media (DM) 2,26 ml/kg/min (IC del 95%: 1,25-3,26)) tras el HIIT. La presión arterial (PA) también se redujo significativamente tras el HIIT: HIIT (PAS: -8,2 mmHg (IC del 95%: -16,09 a -0,29) y la PAD: -6,47 mmHg (IC del 95%: -12,56 a -0,38)).

No se produjeron acontecimientos adversos de seguridad notificables durante el HIIT y todos los participantes alcanzaron una frecuencia cardíaca máxima prevista superior al 85% durante las sesiones, con un cumplimiento del protocolo del 84%.

0