Exhaustiva revisión del síndrome genitourinario con tratamientos actualizados.

El síndrome genitourinario de la menopausia (GSM) se refiere a un conjunto de síntomas resultantes de la disminución de la estimulación hormonal, principalmente estrogénica, del tracto vulvovaginal o urinario inferior, y puede afectar hasta al 50% de las mujeres posmenopáusicas.

Los síntomas, que suelen ser progresivos y con pocas probabilidades de resolverse espontáneamente, pueden incluir, entre otros, sequedad vulvovaginal, ardor o irritación, dispareunia, o síntomas urinarios de urgencia, disuria o infección urinaria recurrente. Estos síntomas suelen ser progresivos y es poco probable que se resuelvan espontáneamente. El diagnóstico es clínico.

La telemedicina puede desempeñar un papel en el diagnóstico, el inicio del tratamiento y el seguimiento de las mujeres con GSM. Los tratamientos eficaces incluyen cremas hidratantes y lubricantes, terapia hormonal local con estrógenos o dehidroepiandrosterona y agonistas selectivos del receptor de estrógenos por vía oral.

Los procedimientos con láser o radiofrecuencia, aunque se utilizan actualmente, se están estudiando para comprender exhaustivamente su eficacia y seguridad general. Además, se está estudiando la influencia y el efecto del microbioma vaginal, así como el potencial del tratamiento mediante su manipulación.

Hemos realizado una búsqueda bibliográfica en PubMed, Google Scholar y Ovid con los términos de búsqueda de atrofia vulvovaginal y GSM y hemos revisado las principales directrices de la sociedad estadounidense para crear esta revisión narrativa de este tema.

La bibliografía sugiere que los profesionales sanitarios pueden tener un impacto significativo en la salud y la calidad de vida de las mujeres si son proactivos a la hora de discutir y proporcionar intervenciones para el GSM. Debe emplearse un enfoque sistemático que tenga en cuenta las directrices actuales y preste atención al desarrollo de protocolos para las intervenciones.

0