Esta es una de las cuestiones debatidas en el segundo diálogo médico en Dermatología (MED), impulsado por LEO Pharma, cuyo objetivo es mejorar la comunicación entre las diferentes especialidades para tratar mejor al paciente

Existe un vínculo establecido entre psoriasis y obesidad que abarca aspectos genéticos, patogénicos y epidemiológicos, con importantes repercusiones en la salud del individuo. Así, es probable una relación bidireccional, en la que la obesidad predispone a la psoriasis, pero también la psoriasis favorece la obesidad (1).

«En los tratamientos, muchos pacientes tienen déficit de respuesta cuando tienen sobrepeso», apunta el doctor Jorge Alonso, dermatólogo en el Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Málaga), al referirse a la importancia del peso y del índice de masa corporal (IMC) en la estrategia terapéutica para abordar la psoriasis.

0