Los problemas para hablar, comunicarse y expresar sentimientos son comunes entre los niños y adolescentes, en particular a edades tempranas.

Un estudio reciente publicado en la revista de acceso abierto Frontiers in Psychology, ha analizado la existencia de diferencias en la regulación emocional en niños y adolescentes que han sido diagnosticados de trastorno específico del lenguaje/trastorno del desarrollo del lenguaje (TEL/DLD). “Todavía existen pocos estudios que evalúen la dimensión emocional y social de la población infantil y adolescente con TEL/DLD».

Estas dificultades de niños y adolescentes aumentan en el caso de los diagnosticados de trastorno del desarrollo del lenguaje, que afecta aproximadamente al 7% de la población infantil.

Se estima que uno de cada 14 niños tiene un trastorno del desarrollo del lenguaje. Las dificultades de lenguaje de los niños con este trastorno no son el resultado de otras condiciones (como discapacidades intelectuales o trastornos como el síndrome de Down), pero sí afectan el desarrollo social y/o académico de los niños y repercuten en su día a día. ocupaciones.

0