El trasplante de útero es un método eficaz y seguro para remediar la infertilidad cuando se carece de un útero funcional. Esta es la conclusión del primer estudio completo del mundo sobre trasplante uterino, realizado en la Universidad de Gotemburgo.

El estudio, publicado en la revista Fertility and Sterility, cubre el trasplante de útero de donantes vivos. Las operaciones fueron dirigidas por Mats Brännström, profesor de obstetricia y ginecología en la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo y médico jefe del Hospital Universitario Sahlgrenska.

Después de siete de los nueve trasplantes del estudio, siguió el tratamiento de fertilización in vitro (FIV). De este grupo de siete mujeres, seis (86%) quedaron embarazadas y dieron a luz. Tres tenían dos hijos cada una, lo que hace que el número total de bebés sea nueve.

En términos de lo que también se conoce como «tasa de embarazo clínico», el estudio muestra buenos resultados de FIV. La probabilidad de embarazo por embrión individual devuelto a un útero trasplantado fue del 33 %, que no es diferente de la tasa de éxito de los tratamientos de FIV en general.

0