La incidencia fue mayor en varones y aquellos que contaban con un seguro público con un diagnóstico más tardío en EEUU

El diagnóstico de un trastorno en el neurodesarrollo de un menor puede estar sujeto a variables como el acceso a los servicios de salud, la edad o la etnia. Un reciente estudio realizado conjuntamente por universidades y hospitales estadounidenses señala discrepancias en la detección de este tipo de problemas dependiendo del seguro de salud contratado y una mayor concentración antes de cumplir diez años.

Así, 1 de cada 4 niños con seguro público y 1 de cada 9 niños con seguro privado en Estados Unidos ya habían recibido el diagnóstico de un trastorno del neurodesarrollo a los 8 años de edad. El riesgo, además, era «considerablemente mayor» en los niños que en las niñas.

La investigación, publicada en JAMA Psychiatry, pretendía evaluar la incidencia y el momento del diagnóstico de los trastornos del neurodesarrollo durante la infancia, así como las diferencias en las características de la población. Para ello se analizaron datos de más de 3,3 millones de pacientes pediátricos, el 50,5 por ciento con cobertura pública y el 51 por ciento con cobertura privada.

0