Por primera vez, un estudio relaciona las partículas contaminantes con los efectos negativos perinatales

Que la contaminación del aire provoca diversas enfermedades y muertes en millones de personas está más que demostrado científicamente y, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen alrededor de 4,2 millones de muertes prematuras en el mundo por la exposición a partículas pequeñas de 2,5 micras o menos de diámetro (PM 2,5).

Hasta ahora se sabía que estas moléculas están implicadas en el desarrollo de cáncer y enfermedades respiratorias.

Sin embargo, la última evidencia científica ha aportado un nuevo efecto nocivo tras descubrir que la contaminación también es la causante de casi 6 millones de partos prematuros y de que casi 3 millones de bebés hayan nacido con bajo peso.

0