Una nueva investigación muestra que la exposición al subproducto industrial TCDD en el útero podría hacer que el sistema inmunitario del cerebro se deteriore más adelante en la vida, dañando circuitos cerebrales importantes y potencialmente dando lugar a trastornos del desarrollo neurológico, como el autismo y el TDAH.

El TCDD se libera principalmente al medio ambiente a través de los gases de escape de los vehículos y la quema de madera, y se encuentran niveles bajos de la toxina en el aire, el suelo y los alimentos. La forma más común en que las personas se exponen es a través de la carne, los lácteos y el pescado. En el mismo estudio, publicado recientemente en la revista Brain, Behavior, and Immunity, los investigadores también encontraron que la manipulación farmacológica podría restaurar la función de la microglía, células importantes en el sistema inmunológico del cerebro.

0