Una nueva investigación de la Universidad de Nagoya publicada en Matrix Biology sugiere que la vitamina D puede prevenir de manera efectiva una de las vías clave utilizadas por este cáncer

El cáncer de ovario tiene una de las tasas de mortalidad más altas de todos los cánceres. Una de las razones de esto es que el cáncer vuelve las defensas del cuerpo contra sí mismo. Sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Nagoya publicada en Matrix Biology sugiere que la vitamina D puede prevenir de manera efectiva una de las vías clave utilizadas por este cáncer.

El cáncer de ovario a menudo sufre un proceso llamado metástasis peritoneal. En este proceso, sus células se desprenden de su sitio primario en el ovario y viajan a un sitio de implantación secundario, como la pared peritoneal o el diafragma. El peritoneo se defiende de este proceso mediante una barrera formada por células mesoteliales, que impiden la adhesión de las células cancerosas y limitan su propagación. Sin embargo, el cáncer de ovario elude esta defensa al transformar las células mesoteliales protectoras en células mesoteliales asociadas con el cáncer. Esto crea un entorno que ayuda a la metástasis, ayudando a la propagación del cáncer por todo el cuerpo.

1+