Los niños que reciben cada año la vacuna contra la gripe desarrollan anticuerpos que les brinda una protección más amplia contra futuras cepas

Los expertos señalan que «los resultados obtenidos en el estudio brindan información sobre los efectos de la vacunación repetida contra la influenza estacional y el tipo de vacuna en la inducción de anticuerpos ampliamente neutralizantes (bNAb) en niños». Además, añaden que «las vacunas contra la influenza estacional en niños pueden inducir bNAbs contra la influenza A tanto en la sangre como en las mucosas respiratorias, lo que produce ramificaciones importantes para la selección de plataformas de vacunas universales que podrían implementarse de manera efectiva en esta población».

Es decir, según los resultados del estudio publicados en la revista Cell Reports Medicine, estos datos «podrían sentar las bases de una vacuna universal contra el virus de la influenza en niños, grupo especialmente vulnerable a las complicaciones graves de la enfermedad como la neumonía, la deshidratación y, en casos excepcionales, muerte».

0