Las mujeres vacunadas contra la COVID-19 transmiten anticuerpos a los bebés amamantados, según estudio

Las mujeres que se han vacunado contra la COVID-19 transfieren anticuerpos a sus bebés amamantados, lo que ofrece a los menores inmunidad pasiva contra el SARS-CoV-2, según ha descubierto la Universidad de Massachusetts Amherst (Estados Unidos).

Las mujeres recibieron la vacuna de ARNm de COVID-19 entre enero y abril de 2021. Las mujeres proporcionaron muestras de leche materna antes de ser vacunadas, de dos a tres semanas después de su primera dosis de vacuna y de tres semanas después de la segunda dosis. También dieron muestras de sangre, manchadas en tarjetas, 19 días después de la primera dosis y 21 días después de la segunda. Se recolectaron muestras de heces infantiles 21 días después de la segunda vacunación de las madres. Se utilizaron muestras prepandémicas de leche materna, gotas de sangre seca y heces infantiles como controles para el estudio.

Las muestras se han analizado para detectar anticuerpos de inmunoglobulina (Ig) A e IgG específicos del dominio de unión al receptor (RBD). En las muestras de leche materna, se encontró que los anticuerpos IgG anti-RBD neutralizan la proteína Spike del SARS-CoV-2, así como cuatro variantes. Un aumento significativo en los niveles de citocinas también reveló la respuesta inmune en las muestras de leche materna.

0