Los hallazgos de los investigadores pueden formar la base para desarrollar nuevas estrategias de tratamiento, diagnóstico y prevención

Alrededor de 250.000 personas en Austria sufren de psoriasis. Un tercio de ellos desarrollan inflamación en las articulaciones (artritis psoriásica) como resultado de la condición crónica de la piel. Como parte de un estudio, un equipo de investigación de MedUni Viena ha descubierto un punto de partida clave para inhibir la inflamación tanto en la psoriasis como en la artritis psoriásica. Los hallazgos de los investigadores pueden formar la base para desarrollar nuevas estrategias de tratamiento, diagnóstico y prevención. El estudio se ha publicado ahora en la prestigiosa revista «Annals of the Rheumatic Diseases».

El estudio realizado por el grupo de investigación dirigido por Erwin Wagner (Departamento de Dermatología y Departamento de Medicina de Laboratorio, MedUni Viena) se centró en el gen S100A9, que ha estado durante mucho tiempo en el centro de su investigación científica aclamada internacionalmente sobre la psoriasis. El equipo ha descubierto que la gravedad de la psoriasis (Ps) y la artritis psoriásica (PsA) se puede reducir mediante la inhibición sistémica de S100A9 en todo el cuerpo en lugar de hacerlo localmente en la piel.

0