El uso de técnicas de reproducción asistida (ART) no conduce a una peor salud mental en los niños durante la adolescencia y la edad adulta, según un gran estudio observacional dirigido por investigadores del Karolinska Institutet en Suecia.

Desde 1978, más de 9 millones de niños han nacido siguiendo el uso de técnicas de reproducción asistida. La fertilización in vitro (FIV) ha revolucionado tanto el tratamiento de la infertilidad que Robert G. Edwards recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 2010 por su desarrollo.

Sin embargo, estudios anteriores han relacionado el uso de ART con algunos resultados de nacimiento no deseados, como un mayor riesgo de defectos congénitos, parto prematuro y bajo peso al nacer.

0