Un 12 % de los niños entre 5 y 14 años no realiza ningún tipo de actividad física, y entre los 15 y los 24 años la cifra asciende al 45%

La obesidad infantil, el sedentarismo o la adicción a las pantallas son problemas de salud que ya existían en la población infanto-juvenil antes de la pandemia COVID-19. Sin embargo, el confinamiento, el aislamiento y la falta de relación que han marcado los dos últimos años, los han potenciado hasta el punto de convertirlos en “uno de los mayores retos actuales para pediatras y otros profesionales de la salud de niños y adolescentes”.

Este tema, junto a sus posibles soluciones, centrarán algunas de las sesiones del 68 Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP) entre los días 2 y 4 de junio en Palma de Mallorca.

0