Manuel Sánchez Luna, presidente de SENEO, llama a la prudencia y a la vigilancia epidemiológica estrecha para que no aumente el riesgo de enfermedad grave asociada al VRS en lactantes y niños

La Sociedad Española de Neonatología (SENEO) ha alertado sobre el posible brote este invierno de un viejo conocido para los pediatras y neonatólogos: el Virus Respiratorio Sincitial (VRS).

Y es que la pandemia ha ocasionado un cambio significativo en la epidemiología del VRS con aparición de brotes importantes de casos fuera de la temporada habitual (otoño/invierno). Los expertos creen que es debido a una “competencia de virus”: en el ecosistema cuando predomina un virus, empuja a otros a que desaparezcan.

Además, las estrictas medidas de higiene que la población ha llevado a cabo junto con la ausencia de escolarización han contribuido a que este virus no circulase apenas en el otoño/invierno 2020-2021.

0