Según un estudio realizado por nutricionistas de la Universidad de Bonn, que descarta dicha asociación en chicos jóvenes

Un estudio realizado por nutricionistas de la Universidad de Bonn (Alemania) ha evidenciado que los hombres jóvenes no se benefician del aumento de la ingesta de proteínas en cuanto a su estatura adulta.

Por el contrario, las mujeres jóvenes suelen considerar problemático el hecho de que su estatura supere significativamente los 1,80 metros. En este caso, durante el crecimiento, una ingesta de proteínas adaptada a las recomendaciones puede incluso provocar una reducción de algunos centímetros.

«El estudio es el primero que demuestra la potencia anabólica del nutriente esencial proteína mediante el examen de datos nutricionales detallados a lo largo de un periodo que va de los 3 a los 17 años», explica Thomas Remer, líder del estudio, que se ha publicado en la revista científica ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’.

0