La pitiriasis rubra pilaris (PRP) es una dermatosis eritemato-escamosa poco frecuente. Nuevas dianas terapéuticas como los biológicos anti-IL23, entre ellos risankizumab, parecen ser también una opción válida para los pacientes con PRP.

La pitiriasis rubra pilaris (PRP) es una enfermedad dermatológica poco frecuente que comparte vías inflamatorias y un perfil de activación de citocinas similar al de la psoriasis.

De ahí que los tratamientos de la psoriasis que figuran en la etiqueta se hayan utilizado recientemente fuera de ella para tratar la PRP. Presentamos el primer caso de un paciente con PRP tratado con risankizumab (Skyrizi) con una espectacular mejoría de la piel.

0