La diversidad de pacientes asintomáticas o con síntomas muy marcados hace más difícil su diagnóstico

En España, se estima que un 10 por ciento de las mujeres en edad fértil sufre endometriosis. Uno de los retos de la salud sexual femenina. Sin embargo, afecta de forma muy diversa a cada mujer. Así, hay casos de mujeres asintomáticas, en las que los especialistas descubren la endometriosis en una ecografía o en una cirugía realizada por cualquier otro motivo. En cambio, otras mujeres que ven muy alterada su calidad de vida, limitando su capacidad de trabajo, su vida familiar y social.

La especialista de Fertilidad y Endometriosis del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, Ana Cristina Lou Mercadé, explica más al respecto. “El síntoma más frecuente es el dolor cíclico lo que se conoce como dismenorrea. Sin embargo, a veces hay otros síntomas asociados como dolor durante las relaciones sexuales, molestias o dolor urinario coincidente con los días de la regla. También dolor al hacer deposiciones, estreñimiento y sangrado menstrual en cantidad abundante”. Así, otro de los problemas en el diagnóstico es que antes el dolor de regla se consideraba normal, desconociendo que detrás de ese dolor se encontraba una enfermedad como la endometriosis.

0