Se trata de la gentamicina intravenosa, que ha ofrecido buenos resultados en niños de entre tres meses y 10 años

La gentamicina intravenosa ofrece resultados optimistas para personas que padecen epidermiolósis ampollosa de la unión, según los resultados de un reciente estudio que apunta a que esta terapia no solo es “segura”, sino también “fácilmente accesible a corto plazo” para estos pacientes.

Los resultados de este ensayo clínico no aleatorizado sobre el tratamiento con gentamicina intravenosa, publicado en la revista Jama Network, fue realizado en base a las pruebas realizadas a cinco niños de entre tres meses y diez años afectados por esta enfermedad. Se trata de un trastorno hereditario que provoca ampollas en la piel y las mucosas de órganos y cavidades del cuerpo.

El propio estudio recalca que este trastorno cutáneo ampollar es incurable y tiene además una “alta mortalidad infantil”, a menudo causado por ‘variantes sin sentido’ en los genes que codifican la laminina 332.

Para realizar el ensayo, tres de ellos recibieron gentamicina a 7,5 mg al día durante 14 jornadas, y el resto a 10 mg durante 24 días.

0