Un nuevo estudio dirigido por UC Davis nos acerca más a los biomarcadores o signos de melanoma específicos del tipo de célula. La investigación fue publicada recientemente en el Journal of Investigative Dermatology.

El melanoma, el más mortal de los cánceres de piel comunes, es curable con un diagnóstico y tratamiento tempranos. Sin embargo, el diagnóstico clínico y bajo el microscopio del melanoma puede ser complicado por lo que se denominan nevos melanocíticos, también conocidos como marcas de nacimiento o lunares que no son cancerosos. El desarrollo del melanoma es un proceso de varios pasos, donde los «melanocitos», o las células de la piel que contienen melanina, mutan y proliferan. La identificación adecuada del melanoma en una etapa temprana es fundamental para mejorar la supervivencia.

0