Consumir bebidas azucaradas en la infancia puede generar, en la edad adulta, problemas importantes de memoria. ¡Cuidado con lo que le damos a nuestr@s hij@s!

Una nueva investigación muestra cómo el consumo de bebidas azucaradas en los primeros años de vida puede conducir a un deterioro de la memoria en la edad adulta.

El estudio, publicado hoy en Translational Psychiatry, es también el primero en mostrar cómo un cambio específico en el microbioma intestinal -las bacterias y otros microorganismos que crecen en el estómago y los intestinos- puede alterar la función de una región concreta del cerebro.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las bebidas azucaradas son la principal fuente de azúcares añadidos en la dieta de los estadounidenses. Casi dos tercios de los jóvenes de Estados Unidos consumen al menos una bebida azucarada al día.

0