El estudio, en el que han participado científicos de la Universidad de Granada, revela una importante implicación del glutamato en esta enfermedad y abre la puerta a nuevas dianas terapéuticas

El origen de la esquizofrenia se encuentra en alteraciones del desarrollo del sistema nervioso, algo que hasta ahora no se sabía. Así se desprende del mayor estudio genético realizado hasta la fecha sobre esta enfermedad publicado en la revista Nature. Este trabajo, en el que han participado científicos de la Universidad de Granada (UGR), abre la puerta a nuevos fármacos moduladores del neurotransmisor llamado glutamato.

Los investigadores del Instituto de Neurociencias Federico Olóriz de la UGR y del Instituto Biosanitario de Granada, Jorge Cervilla, Blanca Gutiérrez, Margarita Rivera y Esther Molina han participado en este importante hallazgo científico. La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica grave con un alto nivel de heredabilidad, en torno al 70 por ciento, y la búsqueda de genes implicados en su desarrollo sigue siendo una de las principales incógnitas en el campo de la psiquiatría y las neurociencias.

El catedrático de Psiquiatría de la UGR, Jorge Cervilla, explica que los genes asociados a esquizofrenia en este trabajo codifican proteínas implicadas en funciones neuronales como la diferenciación celular y la transmisión entre neuronas.

0