Investigadores de la Universidad de Birmingham (Birmingham, Reino Unido) han desarrollado una nueva prueba de orina para el cáncer de vejiga

Cada año, se realizan más de 300.000 cistoscopias en el Reino Unido; sin embargo, alrededor del 80 % de los pacientes con hematuria que se sometieron a una cistoscopia, no tenían cáncer ni otras anomalías en la vejiga. Una nueva prueba de orina en pacientes con hematuria realizable en la clínica, podría reducir la cantidad de pacientes que requieren una cistoscopia en al menos en un 45 %.

Investigadores de la Universidad de Birmingham (Birmingham, Reino Unido) han desarrollado una nueva prueba de orina para el cáncer de vejiga que podría reducir la necesidad de procedimientos de diagnóstico invasivos y lentos. La prueba utiliza tecnología de biopsia líquida altamente sensible para detectar la presencia de cáncer de vejiga al encontrar ADN de las células tumorales presentes en la orina. El panel de biomarcadores, que consta de 443 mutaciones genéticas que son comunes en el cáncer de vejiga, ha sido validado en un estudio de secuenciación profunda.

0