Un conjunto de parámetros que incluyen el sueño y las variables del ritmo biológico están estrechamente asociados con la gravedad de los síntomas depresivos y de ansiedad, desde el tercer trimestre del embarazo hasta el tercer mes postparto.

El período de tres meses antes y después del parto es un momento vulnerable para la salud mental de las mujeres. Se estima que del 15 al 18 por ciento de las mujeres experimentan ansiedad y del siete al 13 por ciento experimentan depresión durante este período periparto. Además, casi el 10 por ciento de las mujeres experimentan niveles clínicos de ansiedad y depresión comórbidas durante este tiempo.

0